Necesarísima

Viernes, 28 de marzo de 2014

Sería deseable que las numerosas escuelas de negocios incluyeran en sus casos de estudio las autopistas de peaje que van a ser rescatadas por el Gobierno. Ayudaría a su profesorado a dejar de utilizar manidos tópicos sobre los sectores subvencionados en nuestro país. También mostrarían a sus alumnos el camino perfecto para emprender un buen negocio, que es aquel que se basa en el colchón estatal para el rescate, mientras se presume de lo contrario. A una España humillada en el esfuerzo por cuadrar sus cuentas, le cae el rescate de las autopistas de peaje como un servicio público que no puede rechazar. Con el sobrecoste, el pago inflado de las expropiaciones y la caída de utilización a niveles ridículos, señalan una manera de hacer país que nos ha traído a donde estamos. Nunca una carretera mostró mejor la senda. En el día del corte de cinta todos callaban y no denunciaban el evidente agravio, quizá porque se beneficiaban de esta partida con las cartas marcadas. (…)

Más artículos en en El País, en XL Dominical y en El Periódico.